Uncategorized

Las drogas y «El Rock ‘n’ Roll» – por Giordano Rueda

Desde que tengo uso de razón, las drogas han sido asociadas al mundo de la música y a los “rockstars” entonces me empecé a preguntar el “porqué” de esta afirmación que solo trae sombras hacia una profesión tan noble y hermosa.

No afirmo que las drogas o los excesos sean exclusivos del mundo de las artes pero en otras áreas profesionales se hace de maneras más reservadas o con cierto “secretismo”. En el mundo de los aspirantes a músicos es casi un pre requisito o motivo de orgullo.

Esta nociva asociación de drogas y arte, han dado la imagen errónea del “músico” a los más jóvenes, los cuales creen fervientemente el dogma erróneo que dicta “que el músico debe tener adicciones y una vida de excesos”. Con esta afirmación como excusa, muchos jóvenes desvían el camino, convirtiéndose solo en unos drogadictos carentes de arte o desperdiciando su talento.

Para despejar este mito, debemos entender de dónde proviene la adicción de una persona. Puede provenir de problemas familiares, psicológicos, maltratado, abandono o problemas muchos peores.

Estas “estrellas de rock” mal llevados o sin ninguna guía caen en los excesos fácilmente, porque es su manera de aliviar este “dolor”, es lo que está a la mano o es más fácil de tomar para ellos en las circunstancias que atraviesan. Estos excesos nada tienen que ver con mayor creatividad o con ser más prolijos artísticamente.

El talento está ahí o no está, las drogas no te lo darán o harán que aparezca por arte de magia. Muchos de los músicos que ahora están sobrios lamentan todo el tiempo perdido envueltos en adicciones.

En nuestro medio hay otras salidas: psicólogos, psiquiatras y otro tipo de ayuda psicológica y espiritual.

A las personas que lean esto y sientan “dolor” quiero decirles que las drogas no los ayudarán a calmarlo, solo lo taparán por unas horas y luego será más intenso y nos destrozará el alma cada vez más profundamente. Las drogas no son la solución a los demonios y tampoco un estimulante de la creatividad.

Por favor no equivoquemos el camino, si quieres ser un drogadicto hazlo pero no culpes a la música, ni la uses como una excusa.

Por Giordano Rueda Torres

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close